bandera del sitio

fondo navegador vertical superior

pagina fiesta del obispillo

La fiesta del Obispillo

Para algunos la fiesta del Obispillo es un vestigio de las Saturnales y estaba relacionada con otras medievales como las de la fiesta de los locos y la fiesta del asno (en las que la irreverencia alcanzaba sus mayores límites y en que se celebraban misas burlescas) siendo reorientadas en dicha Edad Media a través de los servicios litúrgicos , que a menudo ocupaban una función social de entretenimiento o al menos de pasatiempo,  y un fuerte componente de diversión y valores positivos. La fiesta del niño obispo u obispillo fue una costumbre muy extendida en la Europa cristiana de dicha época, y en ella se elegía a un niño, entre los integrantes del coro de la catedral y con un “mandato” que iba desde el  6 de Diciembre  (fiesta de San Nicolás, patrón de los niños)  hasta la fiesta del Día de los Santos Inocentes, y en la que el Obispillo subía al coro con sus compañeros que hacían el papel de canónigos y parodiaba al obispo real. Constituía una licencia religiosa que trataba de escenificar las palabras de Jesús: “el que no reciba el reino de Dios como un niño, no entrará en él”, o el salmo que se canta en las Vísperas de los Inocentes “Dios exaltó a los humildes y a los soberbios les humilló”  o del canto del Magnificat “derrocó de su trono a los potentados y enalteció a los humildes”. Ahí residía la fuerza de esta costumbre y tradición, pero el carácter propio de estos muchachos y jóvenes, y  la índole festiva del tiempo de Navidad en que tenían lugar, dieron cabida a travesuras y desmanes, y degenerando en abusos, irreverencias y bromas de mal gusto que fueron perseguidas para terminar siendo prohibidas en el concilio provincial de Toledo, que tuvo lugar en 1565-1566 . En fechas parecidas fue igualmente abolida en el resto de Europa.

Es a partir de los 195X cuando empieza a resurgir dicha fiesta en diversos países de Europa incluido España, en la que se ha recuperado la tradición en localidades de Navarra, Aragón y Burgos.

El Obispillo en Burgos

El “Obispillo” es un personaje tradicional en la vida burgalesa, que procede y está íntimamente ligado a los Niños de Coro (o Mozos del Coro) de la Catedral. Ya en el siglo XV hay referencias de que todos los años, el día de San Nicolás de Bari, solía reunirse el Cabildo de la Catedral para elegir a uno de los niños de coro, el cual desde aquel momento quedaba nombrado obispillo y el día 28 de diciembre era revestido con hábitos episcopales y montando en soberbia mula blanca, recorría las calles de la ciudad repartiendo bendiciones entre la algazara y regocijo de las gentes .

Con la abolición de la fiesta, dictada por el Concilio de Toledo, desaparece dicha tradición de la fiesta , que no la Escolanía de la Catedral de Burgos, de la que hay constancia documental de 1586 de su existencia para "recoger los mozos de coro en una casa para que con el recogimiento, decencia de hábito y sustento conveniente puedan mejor servir a la iglesia". Como quiera que se pretendía que un número determinado de esos niños siguiera la carrera eclesiástica, el Cabildo les proveía de traje de seminarista para calle y casa, del traje de coro. Se sabe igualmente de la existencia a principios del siglo XX de unos estudiantes de música y canto en el Colegio de la Santa Cruz, situado en el inmueble ocupado por la actual Escolanía.

Pero es en 1950 cuando el navarro D. Luis Belzunegui fue nombrado Maestro de Capilla de la Catedral para atender a la Liturgia de la misma,  quien consiguió del arzobispo Luciano Pérez Platero la creación de una Escolanía de la Catedral. Es  Belzunegui quien recupera en estos años las tradiciones del “Obispillo” y el baile de los “Seises”  ante el Santísimo durante la procesión del Corpus. En los años en que la Escolanía estaba en su máximo esplendor, por los años 1950-1965, era una escena muy habitual para los burgaleses ver recorrer el trayecto desde la calle Nuño Rasura (donde en una vieja casa que todavía sigue en pié, tenía su residencia la Escolanía),  hasta la Catedral,  a los niños de la Escolanía, bajo la vigilancia y autoridad del bueno de Don Luis Belzunegui. Los niños iban vestidos con su uniforme de niños cantores compuesto por sotanilla roja y roquete blanco, de gran vistosidad, ya que en los años a que hacemos referencia no bajaban de cincuenta los miembros de esta Escolanía.

Esta Escolanía desaparece  en 1965, al cesar D. Luis como Maestro de Capilla de la Catedral y  con ello la fiesta del "obispillo". Se perdió con ello no sólo la costumbre sino la institución y el ambiente natural en el que era posible la tradición en torno al infantil personaje.

En 1987 con ocasión del nombramiento de hijo adoptivo de la ciudad de Burgos a Don Luis Belzunegui Arruti, benemérito y venerable sacerdote de muy avanzada edad, miembro de la Institución Fernán González, algunas asociaciones culturales y folclóricas intentan, durante los años 80-90, resucitar la tradición y elegir entre los niños de sus asociados “obispillos” que cumplen un papel de recuerdo o de añoranza, pero que no tienen significado al ser sacados de su propio contexto, y su continuidad provoca, cuando menos, confusión y malos entendidos.

Pero es en diciembre de 1998, dos años después de volver a ser recreada la Escolanía de la Catedral, cuando reaparece la figura  del Obispillo de los Niños de Coro, que, sin perder ningún aspecto tradicional, irrumpe con fuerza y modernidad en la vida social burgalesa y mantiene actualmente plena pujanza en el repertorio de fiestas y costumbres de Burgos.

Crónica de la Fiesta del Obispillo 2008

Conozcamos el detalle de la misma partiendo de la crónica e imágenes de la fiesta del Obispillo del pasado Diciembre de 2008.

En el último ensayo del mes de noviembre, los escolanos eligieron  por votación secreta, al que sería Obispillo 2008 entre los cinco candidatos de este año, recayendo la elección en el niño de 10 años Víctor Fuente de los Bueis  , que estudia 5º de Educación Primaria en el Colegio Público "FERNANDO DE ROJAS".

El 14 de Diciembre (domingo siguiente a la fiesta de la Inmaculada), olvidados los aspectos peyorativos y el carácter de mofa, combinando seriedad e inocentada, el Obispillo fue  proclamado oficialmente en un acto institucional celebrado en la sala Polisón del Teatro Principal y con asistencia de las autoridades y en cuyo acto se hizo un homenaje a personas que han beneficiado a la escolanía y la han impulsado.

El día 28 de Diciembre, en la ceremonia celebrada en el Altar Mayor de la Catedral de Burgos, se procedió a la investidura del nuevo "Obispillo" por parte de sus padres y del obispillo saliente. Seguidamente se acogió en la Escolanía a los 14 nuevos aspirantes de este curso según el ritual de imposición de la túnica. Una vez revestidos, el nuevo "Obispillo" les impuso la Cruz de Madera, distintivo de "Pueri Cantores"

Seguidamente, tras pronunciar su primer discurso, presidió, junto a sus "vicarios" y "secretarios", la Adoración del Niño. Sus compañeros de la Escolanía entonaron motetes y villancicos durante el acto. A continuación tuvo lugar la celebración de la Eucaristía en la Capilla de Santa Tecla, presidida por el canónigo D. Javier Rodríguez

el obispillo 2008obispillo y aspirantes a escolanía

Terminada la Misa, y con un día frío pero con sol, Víctor , montado sobre un caballo blanco, recorrió con todo su séquito el camino desde la Catedral hasta el Ayuntamiento por el Paseo del Espolón y Plaza Mayor, siendo aclamado a su paso por numeroso público.

El Alcalde de Burgos, D. Juan Carlos Aparicio, recibió al "Obispillo" en el salón de plenos del Ayuntamiento, donde intercambiaron palabras de saludo y agradecimiento, al tiempo que el niño le hizo llegar algunas peticiones de los pequeños y jóvenes burgaleses.

el obispillo en caballo blancoel alcalde recibiendo al obispillo

Posteriormente pronunció el "Sermón" desde el balcón de la Casa Consistorial, dirigido en especial a los niños, y ante una Plaza Mayor abarrotada de gente.


El obispo de María Ángeles Saez

La fiesta del obispillo se completa con una segunda procesión del niño obispo por parte del grupo de danzas de María Ángeles Saez, que también sale el día 28 de diciembre por las calles de la ciudad repartiendo bendiciones y jaculatorias a los ciudadanos del centro. La procesión del obispillo de María Ángeles Saez sale a las 12.30 horas desde la sede del grupo de danzas en la Llana de Adentro y recorre distintas calles del Casco Histórico. En esta ocasión, el ‘otro’ obispillo cumple 19 años y es acompañado por una cohorte de danzantes ataviados con trajes regionales.

En la página Enlaces dentro de los apartados "Historia-Folclore" y "Burgos" podéis ver fuentes de información que he utilizado para la descripción anterior.

Volver a página de Misceláneas Burgalesas