bandera del sitio

fondo navegador vertical superior

página de la ruta del Camino de Santiago desde Iglesias a Castrojeriz

Un poco de historia

El Camino de Santiago atraviesa de este a oeste la provincia de Burgos. Su estratégica situación la convirtió en paso obligado de millones de peregrinos europeos y españoles, que decidieron a partir del siglo IX, encaminar sus pasos hasta la tumba de nuestro Santo Patrón.

El Camino por tierras burgalesas cuenta con 112 kilómetros espectaculares: veredas, caminos, trochas y cañadas plenas de belleza. Monumentos emblemáticos, hospitales históricos, ermitas entrañables y fuentes refrescantes jalonarán su recorrido.

Aquí han nacido varios de los santos más representativos relacionados con el Camino de Santiago: Santo Domingo de la Calzada y San Juan de Ortega. Hombres buenos que alcanzaron la santidad también decidieron quedarse en Burgos para servir a los peregrinos: San Lesmes o San Amaro.

La etapa que proponemos hoy no es de un día completo de recorrido, que supone mucho esfuerzo.

Iglesias

Iniciaremos éste desde Iglesias. Esta localidad, a la cual podemos ir desde Burgos por la autovía A62 hasta Estepar y desde allí a la derecha dirigirnos por Vilviestre de Muño (unos 5 Km.), y subiendo un páramo llegaremos a este pueblo.

plano general carreteras

Iglesias está situada al oeste de la provincia de Burgos, en el antiguo corregimiento de Burgos y partido de Candemuñó, hoy partido judicial de Castrojeriz y provincia de Burgos.

vista general de IglesiasSe encuentra sobre el Camino de Santiago, y por esta razón, aunque el titular de parroquia es San Martín Obispo, el patrono es Santiago Apóstol. La dedicación tradicional de sus habitantes ha sido la habitual en la región, es decir, el cultivo de toda clase de cereales y el cuidado de algunos ganados para la manutención ordinaria de los hogares, modernamente se ha establecido una granja de perdices muy notable.

Iglesia de San Martín

 

 

 

 

 

Ermita de Santa CentolaEl topónimo de la villa de Iglesias es parlante, y recuerda sin duda, la existencia de algunas iglesias en su término fundadas en época medieval, concretamente una dedicada a San Baudilio (desaparecida), la ermita de Santa Centola –cuyo título denota su antigüedad-, y el monasterio-albergue de los monjes antonianos, dependiente del monasterio de San Antón de Castrojeriz.

 

 

 

Una vez allí, y a través de un camino de concentración perfectamente transitable en automóvil, a unos tres Km. llegaremos al albergue Arroyo de San Bol, ya perteneciente al camino de Santiago, pero en el término municipal de Iglesias.

perfil de la excursión

Arroyo de San Bol:  

Ubicado en el valle de San Bol. Se trata de un lugar que no deja a nadie indiferente: Esoterismo, enigmas... El inesperado abandono de la población por parte de sus habitantes -posiblemente por alguna epidemia- en el año 1503, haya alimentado la aureola de misterio existente.

Lo cierto es que nos encontramos ante los últimos vestigios del Antiguo Convento de San Baudilio que dependía del de los monjes antonianos del ya cercano San Antón de Castrojeriz, y que posteriormente pasó a depender de los monasterios de Oña y de Cardeña.

Hoy es un albergue modesto, carente de servicios básicos. Sin embargo, para muchos peregrinos, resulta un lugar único, y una parada obligada

albergue de san bolalbergue de san bol

fuente del albergue de san pol

Aquí podemos dejar nuestro vehículo e iniciar el recorrido a pie, integrándonos de verdad en el auténtico Camino de Santiago. Nos uniremos a los peregrinos que mayoritariamente a pie, o en bicicleta y algunos a caballo recorren El Camino.

Una ascensión nos pondrá a prueba a los caminantes. Al poco deberemos tener precaución al cruzar la carretera que va desde Iglesias a la localidad de Olmillos de Sasamón.

Son cinco kilómetros los que separan a San Bol de Hontanas, cinco kilómetros por duro, desolado, árido y, sin embargo, siempre bello Camino. No descubriremos esta última población, casi, hasta no estar encima de su casco urbano una vez abandonada la meseta.

Hontanas

"...Llegamos a la villa que se llama de Hontanas ("Fontana") que está escondida al fondo de un vallecillo y que apenas se ve...". Doménico Laffi.

Su nombre proviene de fuente (fontana). Se desciende hasta encontrar su iglesia, dedicada a la Inmaculada Concepción, templo que proviene del siglo XIV. A sus pies, una deseada fuente saciará la sed del caminante.

Hontanas se percibe como una población bien conservada. Entre sus edificios, destaca uno denominado "Hospital de los Franceses", acepción local del centro hospitalario para peregrinos denominado de San Juan, que fue anteriormente un hospital para peregrinos y hoy felizmente recuperado para tan buen fin.

iglesia de la Inmaculadavista general de Hontanas

Saliendo del pueblo, se toma un camino que discurre a media ladera, que continúa paralelo a la carretera que conduce a Castrojeriz. Un depauperado lienzo pétreo evocará las pasadas construcciones defensivas de la zona.

Una vez pasado el arroyo Garbanzuelo, las patentes ruinas del convento de San Antón, reciben y acogen bajo sus arcos al asombrado peregrino.

Convento de San Antón

ruinas del convento de san antón ruinas del convento de san antón ruinas del convento de san antón

Hoy estas ruinas están consolidadas merced a la acción de las Instituciones, pero tras tantos años de abandono, su aspecto es desolador. Su imagen quedará gravada en las retinas para el resto de los días.

El santo que da nombre al recinto, es San Antonio Egipcíaco. Desde su propia fundación, el convento estuvo ligado a la atención del peregrino. Los monjes antonianos, con su entrega, contribuyeron a magnificar el prestigio del recinto. Curaban el "Sacer Ignis", una especie de gangrena infecciosa, hoy conocida con el nombre de "Ergotismo" o "Fuego de San Antón". Aparecía sobre la piel con una capa de vejigas acuosas que producían una quemazón y escozor sumamente dolorosos. La enfermedad llegaba a ser mortal. Su causante, hoy plenamente catalogado, es el hongo "Cláviceps Purpúrea", que provoca la alteración del grano hasta convertirlo en el denominado "Cornezuelo del Centeno".

El convento se fundó a instancias del rey Alfonso VII en 1146, y su fama alcanzó los confines de Europa.

En San Antón, los monjes de la "Tau" azul, imponían la misma a los enfermos, en las zonas afectadas. Los rituales propios, como rezos y jaculatorias, así como la ingestión de caldos, violetas, jarabe de borraja y vino, eran suficientes para sanar a los afectados. También eran expertos sanadores de la actualmente conocida como "Peste Porcina"; por ello a San Antón en su iconografía se le representa con fuego o con un cerdo a su lado.

Su declive comenzó en los siglos XVIII y XIX, pero su abandono definitivo será en 1787, cuando Carlos III delegue a manos privadas su gestión y, sobre todo en 1791 cuando, para cumplir la Bula de Disolución a cargo del Papa Pío VI, abandone el recinto su último comendador.

Varias "Taus" figuran entre sus muros. Bajo sus arcos, y en dos hornacinas que se dedicaban a dejar alimento al peregrino rezagado, hoy permanecen recados y avisos para los peregrinos

Una vez contempladas estas ruinas y después de un recorrido a pie de aproximadamente 12 Km., nos dirigimos a Castrogeriz, del cual nos separan escasos 2 Km

Castrojeriz

De construcción medieval, al igual que en Burgos, un destartalado castillo se recorta en la loma. Sobre sus laderas se dibuja un pueblo peregrino donde los haya. Estos campos fueron testigos de las contiendas entre Juan II de Castilla y el conde de Castro.

ruinas del castillo de Castrojeriz entrada a Castrojeriz

La “Castrum Sigerici” tiene sus orígenes en la época visigótica y tuvo gran influencia romana. Alfonso VII definitivamente la incorpora a la    corona castellana en el año 1131.

 

crucero de CastrojerizColegiata de Nuestra Señora del Manzano

Un crucero monumental te dará la bienvenida. Muy cerca la colegiata de Nuestra Señora del Manzano será la avanzadilla de una de las calles más largas del Camino de Santiago. Pese al aspecto ruinoso de muchas de sus construcciones, Castrojeriz se recupera merced al Camino de Santiago. La colegiata Nuestra Señora del Manzano, construcción fundamentalmente gótica, alberga la imagen de “Santa María de Almazán”

iglesia de Santo DomingoLa Iglesia de Santo Domingo, es mundialmente conocida por albergar la serie de tapices ejecutados sobre trabajos y cartones de Rubens, alusivos a las ciencias. Tapices felizmente recuperados tras un triste robo.

 

 

 

 

 

           

 

iglesia de San JuanLa iglesia de San Juan, es una construcción gótica localizada a pie del Camino que se remonta al siglo XIV. Su esbelta torre la dota de un carácter defensivo. Este templo mantiene un coqueto y abandonado claustro de gran belleza.

 

 

 

Mantuvo Castrojeriz en épocas pasadas algún templo más. Entre ellos uno dedicado a Santiago Apóstol.

ruinas del convento de San FranciscoLas ruinas del convento de San Francisco y el actual de Santa Clara completan sus edificios emblemáticos.

 

 

Si terminado el recorrido por esta villa aún nos quedan fuerzas para subir al castillo, las vistas desde allí son magníficas.

De nuevo en el pueblo, podemos reponer fuerzas y almorzar (o merendar) en alguno de los restaurantes que ofrecen los buenos productos de la tierra.

Si esta excursión la realizamos antes de finales de octubre de este año 2008, podremos además visitar una exposición muy interesante en la Iglesia de San Juan. Se trata “De Castrojeriz a Brujas”, en la que se muestran obras flamencas de gran relieve, realizadas en los siglos XV y XVI. En esta época la exportación de lana castellana hacia los mercados del norte europeo, especialmente a los Países Bajos, vivió uno de los momentos de mayor auge. Fueron numerosos los mercaderes burgaleses y castreños que formaron compañías mercantiles, bajo el amparo del Consulado del Mar, para comerciar con la lana merina en las principales plazas financieras de la época. Fruto de este comercio fue su enriquecimiento y posterior adquisición de obras artísticas, tapices, trípticos, etc. que trasladaban a sus lugares de origen.

Ya para regresar al punto de partida Arroyo de San Bol, podemos utilizar algún vehículo que previamente habremos situado en Castrojeriz. Volvemos por la carretera que va a Hontanas y a Iglesias para retomar el camino al Refugio de San Bol desde el que iniciamos el camino a pie. Buen viaje y esperamos vuestras opiniones si alguno lo realiza, que esperamos así sea. Aprovechar que todavía hace buen tiempo.

Volver a página de Excursiones