bandera del sitio

fondo navegador vertical superior

página del eremitario de San Pedro de Argés

EREMITORIO DE SAN PEDRO DE ARGÉS

Bueno, ya sabéis como se gasta la meteorología en invierno por nuestra tierra, especialmente en el norte de Burgos. Tenía planeado ir a la casa que tengo por esos lares en la primera quincena de Enero, pero el día 8 de enero, me avisaron de que no fuera por impedirlo la nevada; el día 15 de ese mes, cuando ya estaba en Burgos me avisaron que no se podía pasar pues se había derretido la nieve y el Ebro había cortado la carretera. Cuando me fui desde Madrid el 12 de febrero, hice una parada en Burgos  y al salir comenzó a nevar; por Los Altos me pilló una nevada de aupa; a pesar de las bandas para la nieve, se me acumulaba ésta en los bajos y me causaba problemas, menos mal que al pasar Pesadas me adelantó una quitanieves y bajé las Mazorras detrás de ella. Aquí tenéis un testimonio gráfico de este duro invierno 2010 en la zona.

nevada de 8 de Enero 2010nevada de 8 de Enero 2010

carretera inundada el 15 de Enero 2010entrada al eremitorio nevado


Pues hoy os voy a hablar del eremitorio rupestre que hay en Argés, que se encuentra por la zona donde tengo la casa. Es un ejemplo de los eremitorios que abundaron en Cantabria (Norte de Palencia y de Burgos y sur de la actual Cantabria). Es un tema interesante y si a alguno le apetece profundizar en el asunto le recomiendo un libro de Judith Trueba Longo:  “Eremitorios rupestres en la comarca de Las Merindades (Burgos)”. Si hay un compañero que lo desee le puedo dar uno, pues lo tengo duplicado.

Los eremitorios eran cuevas escavadas por hombres sobre roca de arenisca, a  veces aprovechando oquedades naturales de la peña y que se destinaron a fines religiosos: eremitas que vivían solos o en comunidad o tal vez iglesias para los habitantes del contorno.

Este fenómeno se dio en otras zonas del mundo cristiano antiguo, tal vez siguiendo otros cultos precristianos.  Se supone que su origen estaría en la repoblación de la provincia durante los siglos IX y X, cuando se construyeron monasterios e iglesias por todas las zonas repobladas cercanas al río Ebro. Esta comarca de las Montañas de Burgos, por su carácter agreste y los tipos de roca que abundan en la zona, se presta bien a estas construcciones y a la vida  apartada de los que las habitaban.

plano carretera al eremitorio de Argés

El eremitorio de Argés está situado en el Valle de Manzanedo. Desde Burgos se va por la carretera de Villarcayo hasta Incinillas (a unos 70km de Burgos), allí se gira a la izquierda por la BU-V-5741 , que va de Incinillas a Manzanedo  bordeando el Ebro por su margen izquierda. En esa carretera,  a unos 6,5km y a orillas del Ebro,  por un pequeño sendero que arranca desde la misma calzada poco antes del desvío al pueblo de Angés,  se ascienden unos 30 metros para llegar al eremitorio. Últimamente se ha señalado debidamente.
Hay que ir un día en que el suelo esté seco y con calzado adecuado, pues hay roca y resbala .

El eremitorio de Argés, es una construcción de tipo iglesia. Tiene dos naves desiguales rematadas en ábsides curvos, que seguramente no fueron excavadas a la vez, sino en dos etapas, comunicándose ambas por arcos de herradura ya desaparecidos La segunda nave (nave del Evangelio) se habría añadido en el siglo XII, seguramente por necesitar albergar a más fieles, tratando de imitar los edificios románicos de cantería. Delante de la puerta de entrada también se conservan algunas tumbas escavadas en roca.

eremitorio de San Pedro de Argés

eremitorio de Argéseremitorio de Argés

eremitorio de Argéseremitorio de Argés

Como podéis ver, su estado de conservación es deficiente: tenía más construcciones desaparecidas por desplomes, pudiéndose ver aún restos de bóveda de cañón y de un muro.

Ignacio Ortiz Marcide

Volver a página de Excursiones