bandera del sitio

fondo navegador vertical superior

pagina del desfiladero de Las Palancas

 

DESFILADERO DE LAS PALANCAS
Voy a proponer para este mes una excursión a un rincón del NO de la provincia. Es un desfiladero entre peñas que pasa del lado del valle de Zamanzas a la zona del valle de Manzanedo. Lo voy a plantear dejando el coche en el pueblo de Lándraves, en este último valle y subiendo hacia el pueblo de Munilla en el lado del valle de Zamanzas (aunque pertenecen ambos a la Merindad de Valdebezana).

Iglesia románica de MunillaLo ideal es llevar comida y bebida para parar en donde apetezca o nos cansemos y volver de nuevo a caminar cuando hayamos reposado un poco. Al final del desfiladero se llega a unas praderas y bosques, y subiendo a la derecha al pueblo de Munilla, que como muchos de por aquí tiene su correspondiente iglesia románica.

 

 

 

Se trata de un paseo de unas horas por un sendero, a veces entre praderas, a veces de cascajo, otras saltando de piedra en piedra y a veces por el propio arroyo,  por lo que hay que llevar calzado apropiado que no importe meter en el agua. Conviene también llevar un bastón o un palo para ayudarse entre las piedras, sobre todo si se es algo patoso como el que escribe esto. En algunos momentos parece que estamos en el fin del mundo, pero a pesar de todo, el camino es relativamente fácil de recorrer. Para el que le guste admirar rapaces es muy fácil que vea alguna en el recorrido; yo en una ocasión vi una pasada entre las peñas de un halcón tras una paloma.

El paseo hay que hacerlo cuando no haya llovido demasiado, pues ya digo que hay que meterse en el arroyo en algún tramo. En gran parte del recorrido hay abundancia de árboles (alisos, nogales, chopos, robles, encinas y algún haya) y en otros puntos las propias peñas nos dan sombra, por lo que aunque sea un día de sol se puede recorrer bien, salvo en el tramo después del desfiladero, hasta Munilla.

Para ir hay que salir de Burgos por la carretera de Santander hasta el kilómetro 70, y ahí desviarse a la derecha hacia Incinillas y Valle de Manzanedo, por una carreterilla que a través de un par de portillos nos lleva, pasando Arreba y San Miguel de Cornezuelo, hasta unos 13 km a un cruce que va hacia la derecha a Incinillas y Villarcayo y hacia la izquierda a muy pocos kilómetros a Lándraves (donde iniciaremos el paseo) y luego a Soncillo. A un par de kilómetros del desvío de la carretera de Santander conviene parar y admirar el “salto” que casi en vertical nos muestra Población de Arreba abajo y parte del valle de Zamanzas.

Al llegar al pueblo de Lándraves, hay un cartel que indica “desfiladero de las Palancas”, giramos a la izquierda y atravesamos el pequeño pueblo para llegar al aparcamiento destinado a la excursión. Al fondo de este aparcamiento hay un arroyo y un puente de madera, sin atravesarlo seguimos un camino que señala “río Serna, desfiladero”; de aquí parte el sendero por la margen del arroyo.


Ignacio Ortiz           

Volver a página de Excursiones